Girona una actividad diferente

Hola viajer@s,

Como os comente volvía con las pilas recargadas, este fin de semana he estado en Girona, pasando el fin de semana, en colaboración  Servei de Turisme de l’Àrea de Promoció Econòmica de l’Ajuntament de Girona que me organizaron un fin de semana de lo más divertido, en el próximo blog os contaré que ver donde dormir y comer pero quiero empezar por algo muy diferente y especial.

Todos sabemos  que nos estamos cargando el mundo y que muchas cosas están desapareciendo y pasando a estar extinguidas, pero también la naturaleza tiene mucho que aportarnos hasta tal punto que no llegamos a saberlo, y si a eso le añadimos que con todo lo que hemos pasado este último año que nos ha afectado mucho a nivel emocional y mental, creo que una actividad tan diferente como la que voy a contar ahora os va a gustar.

Voy a ser sincera no iba con muchas expectativas pero todo dio un giro al saber abrir la mente a nuevas experiencias,como intentar conectar tu cuerpo y mente con la naturaleza.

Quedamos en un punto a las afueras de Girona accesible andando para llegar a un sitio tranquilo al bosque Palau-Sacosta allí me estaban esperando tècnica del Servei de Turisme y Anaïs del proyecto Aromes al Bosc (aroma en el bosque).

El proyecto, trata de hacer un experiencia diferente de relajación y conexión con la naturaleza te hacen tener conocimiento de que los bosques tienen mucho que aportarnos más allá de la espiritualidad, dándonos la oportunidad de conocer el entorno y conocerte en conexión con el, a parte darte a conocer la variedad de flores que y plantas que tiene el entorno y el conocimiento de que muchas de ellas son comestibles, lo sabíais?

Ahora os voy a contar un poco todo desde mi experiencia, al llegar teníamos alguna duda ya que todo era en medio del bosque y sabemos que la accesibilidad en la naturaleza siempre es un poco más difícil. Pero conseguimos hacer un pequeño recorrido que estaba más o menos accesible para poder estar totalmente dentro del bosque, aunque antes de adentrarnos había que ir conociendo poco a poco el entorno, ir sabiendo las pequeñas puertas de entradas que nos ofrecen los árboles, sin darnos cuenta abriéndonos camino poco a poco, una vez en el bosque y conociendo donde estábamos, vivi la experiencia de conocer cada parte muscular de mi cuerpo dándome a conocer sensaciones  de olor, gusto y relajación. Después de todo esto nos pusimos a obtener un conocimiento especial de lo que nos rodeaba tocando las hojas, troncos, árboles con musgo. Puedo asegurar que tienes nuevas sensaciones un tanto especiales, aunque cada persona lo vivirá a su manera, con sus tiempos para cada actividad y la libertad de hacerlo a tu manera.

En una segunda parte de la actividad primero os voy hacer una pregunta sabrías decirme a qué saben muchas de las flores o plantas que ofrece la naturaleza?

Anaïs nos trajo preparados, un agua con un saber muy especial preparado con rosas y algun secreto mas que estaba muy bueno, y después nos preparó un pequeño surtido de flores comestibles y acompañadas también de un pequeño humus y un puré de zanahoria fue una sensación rara comer algo así que desconoces pero a la vez fue una sensación muy buena y especial en la experiencia que me encanto, al acabar la actividad sales con una sensación diferente a la que has entrado y con un pensamiento muy diferente también. Fue una actividad que me encantó y que espero que esto os sirva para vivirlo vosotr@s y que me conteis que tal. Daros las gracias a Anaïs y a Aromes del bosc (aromas del bosque).

Viajeros espero que os guste esta actividad tan diferente y nos vemos en el próximo blog.
Para mas información o si queréis una experiencia así:

https://www.aromesalbosc.net