La ciudad eterna

Hoy vamos a hablar de una ciudad de la que seguro habéis oído hablar:

“ROMA – La Ciudad Eterna” 

Ciudad eterna o soñada, quién sabe, de ella se han escrito muchas cosas en diarios, revistas, blog, etc. Aquí hablaremos sobre cómo viví mi experiencia en la ciudad y todas las cosas que pude visitar pueblos, museos, transportes…, así como algunos consejos y recomendaciones que os daré. 

Para empezar quizás os preguntéis el porqué del título, durante muchos años (no podría decir cuántos) ha sido una de las ciudades dónde había soñado con ir pero no fue hasta Octubre 2019 cuando pude hacerlo realidad. 

Mi amiga Tania y yo teníamos el mismo sueño, así que desde meses antes se preparó todo para que fuera lo más económico, cómodo y accesible posible, ¿creéis que lo conseguimos? 

Cómo comentaba todo empezó en el mes de Febrero 2019, ahí empezamos a montar toda la idea de cómo nos gustaría que fuera la experiencia. No fue hasta finales de Abril cuando sacamos lo billetes, realizamos la reserva del Hotel y en mi caso, como me desplazo en silla de ruedas manual con mi bici Batec. Casi siempre he sido de organizar los viajes de manera particular, es cierto que hay muchas agencias especializadas que gestionan viajes de ensueño pero son económicamente inalcanzables para según qué bolsillos, por mi parte tal como os comenté se me da bastantes bien la búsqueda de buenos precios y en relación a la accesibilidad me informo por otros viajeros con discapacidad o Blogs. 

Volviendo a lo nuestro, a continuación os dejo los pasos que seguí y los costes del viaje que salió bastante económico (seguidamente os dejo los link dónde lo gestioné): 

*Avión: 84,98.-€ (precio total de ida+vuelta y facturación de maletas)

*Tren aeropuerto-ciudad: 30.-€ 

https://www.italiarail.com Fiumicino Roma

Hotel: 178.-€ (4 noches sin desayuno)

hotel con: https://www.booking.com/ Hotel Ibis Styles Art Noba Roma

Coste total: 292,98.-€

Lo primero fue mirar el avión y el hotel, este último ponía que estaba adaptado y quedaba a unos 15-20 minutos en transporte público (como costumbre me puse en contacto con ellos para asegurar que estaba bien adaptado, menos mal que contacte porque sólo tenían una).

En el caso del avión tienen la casilla de movilidad reducida y aunque también contacté con ellos me dijeron que tenía que llamar con 48h de antelación para solicitar la asistencia para el vuelo. 

Y después de todo al fin llegó el gran día, llegamos al aeropuerto con 3h de antelación, fuimos directamente al punto de servicio de discapacitados dónde nos llevaron directamente al mostrador de facturación donde tuve que presentar toda la documentación de la bici eléctrica (los certificados os lo facilita la marca en español y en inglés), pues estas, tienen unas normas específicas y no todas las baterías pueden volar (¡ojo con esto! mirarlo muy bien antes porque os podríais quedar en tierra). Después de la espera y con muchos nervios por las ganas de pisar Roma, vinieron los del servicio de asistencia y nos ayudaron a subir al avión con una silla especial y llevando la mía conjuntamente con la bici a la bodega (lo único que se queda contigo en la cabina es la batería). 

Llegamos a Fiumicino, entre que el avión salió tarde de Barcelona y los discapacitados salimos los últimos íbamos con la hora muy justa, y fue como ¿ahora qué hacemos?, miramos la posibilidad de dejar el tren y coger un taxi en caso de no encontrar una solución. En estas se nos acercó un taxista con un monovolumen y nos ofreció llevarnos por el doble de lo que cuesta (sabía el precio normal porque me había estado informando), al final conseguimos hablar con un punto de información dónde nos dijeron que no había problema porque podíamos coger el siguiente que salía en 15 min. El siguiente problema, que nos encontramos fue que la estación estaba a 350 metros del hotel con maletas y todo, cogimos desde la parada Roma-Nomentana donde no dan servicio al discapacitado y debo decir que aunque nos dejaron bajar allí avisando al revisor (nadie nos ayudó). Conseguimos bajar con todo…y, después de tener una gran pelea con Google Maps conseguimos llegar al Hotel donde encontramos una habitación que se ajustaba a todas las características descritas y que eran necesarias con amplias estancias para poder desplazarme y baño adaptado. 

¿Creéis que llegó la tranquilidad? Pues no… habíamos reservado un FreeTour que empezaba a pocas horas de la llegada (https://recorriendoroma.com) así que sin comer ni nada nos informamos de cómo podíamos llegar al centro. Cogimos el Bus60 hasta Plaza Venecia (pondré todos los mapas de interés al final), una vez llegamos pensamos que aquello era una sueño frente a aquella gran plaza y sus impresionante construcción. Mientras esperábamos el inicio del tour compramos unos bocadillos y un agua y nos dirigimos hacía en Teatro Marcelo dónde estaba previsto el inicio. Este iba sobre la Roma Antigua y el Barrio Judío (creo que fue una de las mejores elecciones que pudiéramos hacer, recomendación del Blogger “Mi Mundo en una Maleta” y del que al final os indicaremos el recorrido todo accesible). Quiero dar las gracias al guía que cuando veía que había una calle que fuera un poco menos accesible cambiaba un poco la ruta y se preocupó mucho porque estuviéramos bien y lo escucháramos todo. 

Placas que indicaban cuando se llevaron a la familia a centro concentración y fueron asesinados


    el emblematico partenon con su cupula única


                   

plaza della rotonda


                                       

El teatro de marcelino


                                 
Los días siguientes (para no alargar mucho el Blog), callejeamos y vimos muchos de los monumentos imprescindibles de los que os voy a hablar por sus niveles de accesibilidad según mi experiencia: 
– Coliseo-Foro Romano-Palatinos: Para empezar decir que fue impresionante verlos, comentar que las personas con discapacidad y acompañantes no pagan ni hacen colas. Primero vimos el Coliseo, al no ir con un tour sólo pudimos ver la parte central desde la que te pueden imaginar la cantidad de historias y batallas que se han podido vivir allí aunque cierto es, que para ser un monumento histórico y una de las siete maravillas del mundo, dejaría su nivel de accesibilidad en medio pues, podréis entrar sin problemas pero dentro en silla de ruedas sólo se puede ver una cuarta parte, quitando esto es muy recomendable y se viven unas sensaciones muy especiales dentro. Comentar que uno de los laterales exteriores dispone de WC adaptado dónde las personas discapacitadas no pagan, es amplio y lo tendrás que tener muy bien localizado porque es el único que hay por la zona.
Seguimos con el Foto y Palatinos, la entrada está fuera del Coliseo pero el acceso es igualmente gratuito y sin colas, comentar que la entrada está empedrada pero tienen un circuito accesible pavimentado pero digamos que es escaso y te pierdes tantas cosas…en caso de ir con bicicleta eléctrica como la mía y una buena amiga que en las zonas difíciles te pueda echar una mano empujando o quitando algún bache dónde te puedes quedar enganchado, ser aventureros/as y verlo todo porque sinceramente vale la pena. ¡Por cierto! Como consejo de vieja aventurera llevaros un paraguas y/o chubasquero, porque tal y como nos pasó, podría caer una tromba de agua encima mientras visitáis algún monumento y pasar todo el día con la ropa mojada. Os dejo una foto para que os riáis un rato… 

 Parte exterior del coliseo


                             

Arco de Constantino


                                   

Interior Coliseo


                                       

Foro romano

Cara de a llovido un poco


                             
No podríamos dejar de hablar del país más pequeño del mundo “El Vaticano”, con todas sus salas y su basílica de San Pedro. Fuimos como recomendación y por su historia en sí. Os diría que primero fuerais al Museo Vaticano dentro hay muchísimas cosas que ver en las diferentes salas que te podrías pasar casi un día entero para verlo todo bien. Cómo crítica podría decir que sólo tienen un WC adaptado justo en la entrada, imaginar el desplazamiento que hay que hacer si necesitáis ir en mitad de la visita, pero por lo demás hay que reconocer que tiene buenos accesos y ascensores aunque sea un poco lioso y me dejara sin ver algunas salas…
Al final del día fue cuando entramos en la Basílica de San Pedro, había mucha gente dentro y tenía que ir con mil hojas para no chocarte con nadie ni que la bici acabara rota, el acceso a varias zonas está limitado para fieles y lo que más me llamó la atención fue ver a uno de los Papas embalsamado, poco más puedo decir porque no pude ver casi lo que había. 

Vaticano


                                               

Estatua de la Piedad


                                     

Plaza de San Pedro


                                     
Hablando de otros puntos importantes y mucho más accesibles, podríamos hablar de El Moisés de Miguel Ángel que está en Pietro in Vincolini fue difícil llegar a verlo pero al final lo conseguí, me habían hablado de esta escultura y dicho que me encantaría pero creo que se quedaron cortos con la sensación que me dio cuando la vi, es una verdadera obra de arte. 

Moises de Miguel Angel


                               
Y cómo no, no podría escribir este Blog sin hablar una de las fuentes más importantes…”La Fontana Di Trevi”, aunque lo de tirar la moneda os lo dejaré para los madrugadores o los más valientes. La plaza dónde se encuentra está un poco escondida pero aún podemos recordar que desde dos o tres calles antes de llegar podíamos escuchar y sentir la brisa fresca del agua, cuando llegamos nos quedamos impresionadas con el monumentos tan grande que teníamos delante no sé nos la habíamos imaginado un sitio más pequeño pero la realidad es que es inmenso, cómo punto negativo podría indicar el montón de gente que se concentra allí y que no hay ningún sitio adaptado para personas con discapacidad que se puedan acercar abajo. Bueno, ¡aquí tenemos anécdota! Se me acercaron una pareja de ingleses (aquí entró en juego mi escaso dominio del inglés, jajaja), de la que la mujer se dirigió a mí para que le dieron mi móvil a su marido (el cual era realmente alto) para que me hiciera una fotografía desde su altura de visión privilegiada….y vaya que si la hizo, aquí os la dejo: 

Fontana Di Trevi


                                     
No quiero olvidarme de recomendaron el Tour nocturno que hicimos con https://www.bigbustours.com/ y que nos encantó, tiene un coste de 16.-€ pero la verdad es que vale muchísimo la pena hacerlo para poder ver y disfrutar durante 2h de otra manera está preciosa ciudad y sus monumentos durante la noche. 

Teatro di Marcelo de noche


                             
Pensareis que no he recomendado ningún sitio para comer o cenar, creo que en esto cada uno elige según su intuición o por sus gustos y por supuesto también te adaptas según la zona donde estés, he pensado que debajo os dejaré un mapa con todos los sitios donde desayunamos, comimos y cenamos. Todos ellos tenían un escalón para poder entrar pero debo decir y agradecer que todas las personas de alrededor estuvieron dispuestos a ayudar y los trabajadores nos trataron genial, sólo hubo uno accesible 100% dónde me pude acceder sola y tenía WC adaptado este está en Plaza Popolo enfrente de las iglesias gemelas y, además de esto, comentar cenamos un par de pizzas que estaban buenísimas mmmh. 
Creo que, después de haber probado diferentes especialidades culinarias, es un imprescindible que probéis la pasta a la carbonara, en el Barrio Judío sus maravillosas alcachofas, está la podéis encontrar cocinada (a la romana) o frita, pero vamos, que ambas son completamente recomendables. No puedo dejar de mencionar sus postres, probamos sus deliciosos helados artesanales y, cómo no, su tiramisú casero que nos quitó el hipo. La verdad es que la media de coste que nos gastamos en un plato de comida y un agua fue de unos 15.-€. 

Bikinis de varias variades para elegir entre jamón york y salado


                   

Alcachofas Guisadas


                                     

Espaguetis al pesto


                                     

Alcachofas fritas


                                       

   caneroni a la carbonara


                                     

tiramisu


                                             
Como transportes para poder desplazarnos el tema del metro no lo vimos muy claro y nos arreglamos bien utilizando buses y tranvías que pasaba uno adaptado y otro no, estos disponen de unas rampas manuales y muy pocos con eléctrica el problema de estas últimas es que como las acera esté igualada no consiguen abrirse y se acaba rompiendo, creo recordar que en cinco días que estuvimos acabaron unas tres rotas, llegamos a pensar que dejamos a Roma sin transportes adaptados…
El día de vuelta fue un poco diferentes, estábamos muy cansadas y no queríamos líos de trenes y decidimos salir desde la estación de Termini y que nos dieran todos los accesos adaptados y llegar bien al aeropuerto, y vaya…llegamos 4h antes mmh…ahí llegó un poco más de lío por la desorganización del aeropuerto, cómo habíamos llegado con tiempo nos dejaron en una zona de espera porque aún no había abierto facturación, pues nos quedamos allí esperando a que vinieran a ayudarnos, total que al final fuimos nosotras porque si no aún estábamos esperando y yo escribiendo desde allí. Seguidamente tocó pasar por los controles dónde la verdad fueron muy despectivos y desagradables, tratando las cosas de mala manera pues me hicieron desmontar una mochila y después dejaron las cosas tiradas en la mesa diciéndome que la montara yo de nuevo…A la hora de subirnos al avión fui la última con los mecanismos necesarios igual que cuando vinimos, aunque la verdad, ver como subían la silla y la bici sin cuidado alguno me produjo gran dolor de estómago porque creí que no llegarían enteras a Barcelona. El vuelo transcurrió con total normalidad, una vez llegamos nos quedamos esperando como 30 min. a que nos bajaran del avión, aunque gracias al servicio del avión porque se quedaron con nosotras a hablar de cómo nos había ido el viaje y demás, disminuyendo así el agobio y la sensación del tiempo de espera. 
Finalizo aquí este gran viaje que hemos compartido a La Ciudad Eterna, espero que os haya gustado y, cómo lo prometido es deuda, a continuación os dejo los mapas de monumentos y sitios que visitamos, así como el recorrido del FreeTour.

Mapas de interes:

Monumentos de roma:
https://drive.google.com/open?id=1zNw445EP_RFpaBAlAGpgc_riGWMQXKEw&usp=sharing
Recorrido de recorriendo Roma:
https://drive.google.com/open?id=1eBj3sFR2Rw9mMPpp7xEO3NorqAWM5yZH&usp=sharing

Donde dormir y comer:
https://drive.google.com/open?id=1JXxrrCBOyJJdd3X0qssmY-xgmo-nWXRt&usp=sharing

Nos vemos en un próximo Blog mis viajeros.